Golpe de Estado a los sueños…

Captura de pantalla 2015-12-15 a las 13.34.28Hola amigos de DUBABU, algunos ya sabéis, llegamos ayer de Ouagadougou, la capital de Burkina Faso donde el día 16 nos sorprendieron con un golpe de estado llevado a cabo por el General al mando del RSP el impresentable Gilbert Diendéré.
Justo el día que se esperaban los resultados de la autopsia de Thomas Sankara asesinado el 15 de octubre de 1987.
Desde el día del golpe hasta el día 21 que conseguimos salir por el aeropuerto de Ouga via Casablanca, todo ha sido una gran pesadilla.
El 17 nos encontrábamos en Banfora, procedentes del país Lobi donde habíamos hecho la entrega de medicamentos y material escolar en las aldeas de Simoudukar, a 500 Km de la capital.
Dos días de camino, evitando cortes de carretera, barricadas en llamas y sin saber que nos esperaba en Ouaga. La llegada a la capital fue una locura, barricadas ardiendo, carreteras cortadas y ráfagas de disparos a menos de 20 metros de nuestro vehículo. Cortar por caminos de tierra y negociar con los chicos que formaban todas las barricadas que mantenían la capital aislada.

Una vez conseguimos entrar, estuvimos aislados durante tres días en un hotel, todas las fronteras tanto terrestres como aérea cerrada. Idas y venidas a horas muy tempranas al aeropuerto, intentado conectar con la línea aérea y poder cambiar los billetes de salida. Todo era imposible, el caos era generalizado, todas las ventanillas del aeropuerto cerradas, ninguna información y un estado de sitio total, a las 7 de la tarde toque de queda y disparos durante todas las noches. Gracias a nuestra amiga Lola de Madrid, que entrego todos nuestros datos en el Ministerio de Asuntos Exteriores pudimos comunicar con la Embajada Española en Bamako, Malí, y a partir de ese momento Guillen, de la embajada, nos mantuvo informando en todo momento de cómo transcurrían los acontecimientos. Y gracias a nuestro amigo paco Ruiz de Torremolinos que se fajo con la compañía Royal Air Maroc, pudimos cambiar nuestros billetes para adelantar la salida al día 21.
Cuando llegamos a Burkina a principios de septiembre, el ambiente de euforia y felicidad entre los jóvenes por las próximas elecciones, era contagiosa. El 11 de octubre se esperaba como la apertura de una puerta por donde dejar entrar una nueva era para todos los burkineses, y todos esos sueños se convirtieron en una pesadilla el día 17.
Ya estamos en casa, sin embargo tenemos la sensación que parte de nuestra alma se ha quedado con esos jóvenes que han sabido luchar con sus cuerpos por un futuro cargado de libertad. Todos y cada uno de ellos están desde hace casi diez años en nuestro corazón y los que han perdido su vida en esta lucha solo esperar que no haya sido en balde, que la sangre que ha manchado esa tierra sirva para alimentar un nuevo tiempo lleno de libertad.
Quiero una Burkina Faso libre y sonriente……. Dubabu volvera………

 

Algunas fuentes de información:

http://www.theguardian.com/world/2014/oct/30/burkina-faso-protests-president-constitution-power